setas de otoño junto al monasterio de bonaval
En otoño el bosque se tapiza de miles de variedades de setas ¡muchas venenosas!
Naturaleza
Imprimir

La Sierra Norte de Guadalajara es uno de los puntos calientes del centro de la península para una actividad tan satisfactoria como es la recolección de setas.

La recogida de hongos y setas es una de las principales aficiones en la comarca de los Pueblos Negros.

En esta Comarca castellano-manchega, los hongos que más abundan, y que encontraremos con facilidad, son níscalos (muy especialmente en los Pueblos Negros), boletus, colmenillas, champiñones silvestres y setas de cardo. Pero…, un momento, ¿sabemos lo que es un hongo?

Cesto de níscalos recolectados en campillo de ranas
En otoño los niscalos nacen por doquier en los bosques de los pueblos negros

INTRO

Los hongos son muy especiales, desde pequeños sentimos cierta fascinación por ellos (tal vez influidos por los cuentos). En realidad son las “setas” de lo que hablamos, que son la manifestación más fácilmente identificable de los hongos, las setas son como el “fruto”, son una pequeña parte de un ser vivo mucho más grande, mucho más extendido bajo la tierra, son esa multitud de filamentos conocidos como micelio.

No son plantas (que se alimentan por la fotosíntesis), no son animales (que se alimentan por ingestión), los hongos son heterótrofos pues al no tener clorofila como las plantas no pueden generar su propia energía.

Se alimentan por absorción gracias a una digestión externa que realizan con sus enzimas (descomposición de plantas/animales). Vemos por tanto que, en este aspecto, se parecen más a los animales que a las plantas. Su importancia ecológica es enorme, por lo que aportan al sustrato y por servir de alimento a algunos animales.

 

Seta campanilla de pequeñas dimensiones cerca del monasterio de Bonaval
Salir a setas no siempre tiene que tener el único objetivo de la recolección. Si llevas tu cámara podrás descubrir encuadres fascinantes

SALIENDO AL CAMPO

Es importante destacar que respetar una serie de normas básicas a la hora de la recolección de setas es fundamental. No solo por asegurar el futuro de las distintas especies de hongos, también por cuidar del medio ambiente todo lo que podamos.

Esas buenas prácticas en la naturaleza podrían resumirse en:

 

Boletos en los pinares de los pueblos negros
Existe una gran variedad de boletos en los pinares de la comarca de los pueblos negros aunque no es fácil encontrarlos

Como cualquier actividad en la naturaleza, es mejor no ir solos en busca de setas, y en el caso de ir solo, que alguien sepa por dónde vas a ir y tu hora aproximada de regreso.

No vamos a entrar en detalle del equipo aconsejable en cuanto a ropa adecuada, mochila, accesorios de seguridad, etc…pero sí hay que poner foco en lo básico para esta actividad, como son:

EL ASUNTO DE LAS VENENOSAS

Todas las temporadas, todos los años, hay gente que se intoxica con las setas en mayor o menor grado. No lo decimos para meter miedo, lo decimos para inocular responsabilidad.

Consumir una seta simplemente porque no es venenosa es un gran error, si solamente conocemos bien una (por ejemplo los nízcalos) y no probamos ninguna otra, no pasa nada, vayamos a por lo seguro.

Proliferan una serie de trucos caseros para saber si una seta es o no comestible… ¡no son fiables!, así que, pasando de ellos.

Si es un tema que nos gusta, podemos ponernos el objetivo de aprender a identificar una nueva seta (pero bien, bien!!) cada año. Puede parecer un ritmo lento, pero cuando queramos darnos cuenta tendremos conocimiento profundo de unas cuantas.

 

Parasol o macrolepiota procera recogida en la carretera que baja al embalse de El Vado
Tremendo ejemplar de macrolepiota procera o parasol. Esta es deliciosa pero ¡cuidado que sus hermanas menores son venenosas!

CIERRE

La recolección de setas es una afición que ha crecido mucho en los últimos años, es saludable por el contacto con la naturaleza, haces ejercicio y en contacto con la naturaleza, ¡y casi lo de menos es si llevas a casa setas o no!

En estos últimos años han proliferado los cotos de setas, es una excelente manera de protegerlas a largo plazo pues se recogen de manera controlada. Tiene toda la pinta de que el futuro va por este camino, es lo más sensato.