Descubre Campillo de Ranas, corazón de la ruta de los pueblos negros de Guadalajara

 

Naturaleza

El hayedo de Tejera Negra comienza a cambiar de color en otoño
A mitad del otoño el Hayedo de Tejera Negra es un espectáculo de colores

Una de las joyas del Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara es el bosque da hayas conocido como Hayedo de Tejera Negra.

En España, hay destinos del interior peninsular que cada vez cobran mayor protagonismo. Evidentemente no queremos que se masifiquen con miles de turistas ningún pueblo, paraje o parque natural, pero sí es importante valorar lo que tenemos y trabajar por ese difícil equilibrio entre sostenibilidad y visitas.

Es curioso que en el nombre de un hayedo aparezca una palabra relacionada con otro árbol diferente (en este caso el tejo), pero por lo visto le pusieron ese nombre por la existencia de un pequeño valle con varios ejemplares de tejos muy oscuros. También es curioso que en el noroeste de la provincia de Guadalajara el adjetivo negra tenga tanta relevancia: la Arquitectura Negra y el Hayedo de Tejera Negra, son dos de los destinos turísticos más importantes de Castilla La Mancha.

Puente de pizarra negra de acceso al Hayedo de Tejera negra
El acceso al Hayedo de Tejera Negra desde el sur se hace por este precioso puente de pizarra

El Hayedo de Tejera Negra se encuentra en el término municipal de Cantalojas, en el noroeste de la provincia de Guadalajara, en parte alta de dos valles: el del río Lillas y el del río Zarzas (que en realidad es “la parte alta del Sorbe”). Es uno de los hayedos más meridionales de Europa y toda su superficie forma parte del Macizo de Ayllón.

  • En 1974 este bosque fue declarado sitio natural de interés nacional.
  • En 1978 pasó a ser Parque Natural.
  • En 1987 se amplió la superficie del Parque.
  • En 2011 se creó el Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara, y las 400 hectáreas del Hayedo de Tejera Negra quedaron integradas en ese nuevo Parque.
  • En 2017 fue declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad junto con otros hayedos de España y Europa.

 

Un senderista recorre el hayedo de tejera negra en otoño
El Hayedo de Tejera Negra un bosque idílico para recorrer en otoño

Las hayas se desarrollan mejor en ambientes con una humedad media anual bastante alta y en suelos que no se encharquen, que drenen bien, de ahí viene el dicho de que les gusta tener los pies secos y la cabeza húmeda.

¿Por qué entonces existe este bosque en una ubicación con un clima muy diferente al del norte peninsular? Pues la explicación está en la última glaciación, hace unos 7 mil años. Las temperaturas descendieron en toda Europa y eso permitió la proliferación de hayas en latitudes más bajas. Cuando la glaciación remitió, quedó una isla de estos árboles en una pequeña zona que mantenía las condiciones de humedad ambiental (elevada pluviosidad) y de suelos bien drenados que hemos comentado anteriormente.

Bien es cierto que estas hayas podían haber desaparecido siglos después por la acción humana, es decir, por la obtención de leña y la producción de carbón, pero el difícil acceso a estos valles y sus pronunciadas pendientes las han permitido sobrevivir.

Montón de troncos de haya en la ruta de las carretas del hayedo de tejera negra
Carbonera de haya en la ruta de las carretas del Hayedo de Tejera negra

En el hayedo encontramos otros árboles: en las solanas coexisten el melojo y el pino silvestre, y en las zonas más húmedas podemos ver tejos, acebos y abedules.

Otro ser vivo con gran protagonismo es el boletus, esta joya de la gastronomía encuentra las condiciones perfectas para desarrollarse en estos parajes de la Sierra Norte de Guadalajara.

¿Qué recorridos podemos realizar dentro del hayedo? Pues principalmente tres:

  • Senda de Carretas: es la más concurrida, se parte del aparcamiento del hayedo, es una ruta circular de 6 km. Hay muchos detalles para disfrutar en esta ruta, uno muy singular es la carbonera que han construido para que nos hagamos una idea de cómo hacían el carbón.
  • Senda del Robledal: ruta circular de 17 km que parte del Centro de Interpretación.
  • Ruta del río Zarzas: también tiene como salida y llegada el Centro de Interpretación.

    Otros hayedos que quedaron “capturados” en el centro peninsular son:
Arroyo en el bosque de hayas del hayedo de tejera negra
Rincón en el Hayedo de Tejera Negra con los primeros arroyos de otoño
  • Hayedo de la Pedrosa: pequeño hayedo en la provincia de Segovia, muy cerca del Puerto de la Quesera. La población más cercana es Riaza.
  • Hayedo de Montejo de la Sierra: se encuentra en la Comunidad Autónoma de Madrid, junto a la localidad que le da el nombre.

Desde Cantalojas podemos realizar varias escapadas interesantes:

  • Sierra de Pela y Laguna de Somolinos: con gran valor geológico y ecológico.
  • Ayllón y Riaza: dos localidades segovianas con patrimonio arquitectónico de gran interés.
  • Ruta de los Pueblos Negros: una de las rutas cercanas a Madrid con más interés, y que… ¡¡da nombre a la web que estás leyendo!!
  • Ruta del Románico Rural: en la carretera que conecta Villacadima con Atienza, hay una serie de construcciones muy representativas del valioso arte medieval castellano.

rincón del hayedo de tejera negra
Prepara tu cámara de fotos para disfrutar del espectáculo del Hayedo de Tejera Negra

Recuerda que para poder disfrutar de toda la variedad de colores que ofrece el otoño, hay que hacer una solicitud con tiempo suficiente para poder visitar el hayedo.  Aunque también son muchos los turistas que se acercan a este Parque Natural el resto del año, no es necesario hacer una reserva. ¿Con ganas de visitar el hayedo?

Plaza Mayor, 9 - Campillo de Ranas (Guadalajara)